Comparte, , Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Posted in:

Los riesgos de las tandas

Un mal que parece inofensivo

07premia

Existe un método de ahorro que suele ser el favorito en la oficina, también en la familia pues nunca falta quien lo quiera organizar; la tanda.

Según información de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), el 31.7% de la población mexicana usa esta forma de ahorro.

A pesar de ser una de las alternativas de ahorro preferida por los mexicanos, esto no significa que sea una de las mejores opciones, a continuación te decimos por qué:

  1. La persona que organiza la tanda puede irse con todo y dinero, al no ser un método de ahorro formal no tendrás una autoridad que te ampare.
  2. En la tanda no existen los rendimientos, el dinero que ahorres será el mismo que recibas.
  3. Es posible que el organizador de la tanda jinetee tu dinero y lo use para otros fines, quizá sí te reembolse el ahorro pero no sabrás cuándo.
  4. En ocasiones tienes que ser familiar o muy amigo del organizador para que te toque un número bajo, sino, deberás esperar semanas o meses para recibir tu dinero.
  5. Si tienes un número alto corres el riesgo de que se salgan algunos participantes y recibas menos dinero del que has dado.

Estas son cinco desventajas de entrar a las tandas, pero si hacemos una encuesta estamos seguros que encontraremos otros cinco o hasta diez riesgos.

Lo mejor es ahorrar en una institución segura, donde ante cualquier anomalía puedes hacer tu reclamación con las autoridades competentes.

No te metas en riesgosos métodos de ahorro, ve a lo seguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *