Comparte, , Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Posted in:

No te compares, disfrútate

Querer vivir como los demás te puede dejar sin dinero

image

Messi vs Cristino Ronaldo, pizza con o sin piña, iPhone o Android; la vida está llena de comparaciones, algunas con lógica y otras absurdas, pero todas llegan a la misma conclusión: en gustos se rompen géneros.

Si ya te diste cuenta que esas comparaciones en muy pocas ocasiones llegan a un común acuerdo, y más que sumar, dividen, ¿por qué te empeñas en compararte con los demás? Y no hablamos en comparaciones físicas ni nada de eso, sino en finanzas.

Un error financiero que la mayoría de las personas llegan a cometer es desear lo que tiene el prójimo; su vehículo, casa, ropa, gadgets, etc., sin importar que estos deseos muchas veces estén fuera de tu presupuesto.

¿Conoces al primo de un amigo que se compró un teléfono de más de quince mil pesos sólo para estar en onda como alguien más? Seguramente sí, y ese primo de un amigo ya se endeudó en 400 quincenas gracias a las benditas comparaciones.

En lugar de querer ser tener lo de alguien más, te recomendamos disfrutarte.

Realiza un plan de ingresos y egresos, con base en ello disfruta tu vida, si no te alcanza para un auto de agencia, el último teléfono inteligente o vacaciones en Europa, reemplázalo por algo que realmente sea de tu agrado y que no represente un desembolso tan grande.

Esto no significa que no merezcas cosas buenas, sí las mereces, pero debes hacer un plan adecuado a tus posibilidades, por ejemplo, si quieres un automóvil de agencia, cómpralo, pero antes determina cuánto deberás ahorrar para dar un muy buen enganche, o consulta las diferentes opciones de crédito y elige una con tasa de interés baja.

Las comparaciones pocas veces son buenas, quizá te pueden servir de motivación, pero debes cuidar que no llegues al punto de la desesperación en comprar cosas que no puedes pagar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *