Comparte, , Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Posted in:

Por eso me mato trabajando: FAIL

Antes de soltar esa venenosa frase, piensa esto

Puede que seas una persona muy ordenada en tus finanzas, que tengas siempre en control cuándo gastas y en qué, pero si por error llegas a soltar un “para eso me mato trabajando”, deberías preocuparte.

No te mientas, seguramente la has dicho al menos una vez, pero del dicho al hecho hay mucho trecho, y ese trecho es el que debes aprovechar para recapacitar.

Antes de llevar a la acción ese deseo, mejor hazte al menos las siguientes 5 preguntas previo a comprar cualquier cosa por impulso:

  1. ¿Realmente lo necesito?
  2. ¿Qué pasa si no lo compro?
  3. Hasta hace unos días, ¿ya quería pagar por esto?
  4. Lo que gastaré en eso, ¿en qué otra cosa lo puedo usar?
  5. ¿Cuántos días de trabajo me representa pagar por eso?

Si a las primeras 3 preguntas respondes con un , entonces deberías pagar por el producto o servicio que te está rondando la cabeza, pero si tienes tan solo un no, es mejor que lo reconsideres.

Las preguntas 4 y 5 son unas muy buenas auxiliares, pues darles respuesta seguro te obligará a hacer un examen de conciencia, mismo que te hará tomar la mejor decisión.

Seguir con este consejo y ser sincero al responder las 5 preguntas, te puede evitar una terrible cruda post compra, haznos caso y verás que te sentirás mejor.

Aléjate del “para eso me mato trabajando”, pues no te dejará nada bueno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *