Comparte, , Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Posted in:

¿En qué no debes usar tu crédito?

La idea es mejorar tu calidad de vida, no desbalancearla.

image

“Lo necesito”, es una de las frases más dichas en la actualidad, y también la más engañosa. Sé sincero contigo mismo, cuando dices que necesitas algún producto que viste en tu tienda favorita, ¿realmente no podrías vivir sin ese artículo?

Para evitar que sigas usando mal esta expresión al confundir deseos con necesidades, a continuación te diremos tres gastos que no deberías hacer con tu crédito:

Boletos para un concierto. Te enteras que tu artista favorito dará un concierto en tu ciudad y de inmediato exclamas un “necesito ir a verlo”. Nos podremos un poco de tu lugar y digamos que sí necesitas verlo, porque no sabes si se te volverá a presentar una nueva oportunidad de apreciar su show, el punto es, ¿cómo están tus finanzas para solventar dicho gasto? No está mal que te des el gusto (sí, dijimos gusto, no necesidad), pero procura no endeudarte con el pase VIP, ni pidas un préstamo para comprar tu ticket, si tienes otros créditos por pagar.

Cosas que no usarás. En algún momento de la vida quizá te ha dado el pequeño ataque fitness, vas a tu tienda favorita y ves una caminadora súper tecnológica (y cara), misma que necesitas para hacer ejercicio. ¿Te endeudarías con miles de pesos por ella? ¿Has pensado que quizá sólo sea un capricho y en unos meses, o hasta en semanas, terminará siendo un perchero más en tu casa? Antes de hacer este fuerte gasto con el uso de tu crédito, te recomendamos que generes el hábito, saliendo a la calle o un parque a ejercitarte al menos unos minutos, cuando veas que sí le darás un buen uso a la caminadora, ahora sí cómprala.

Reparaciones “a medias”. Por primera vez diremos lo que tanto esperaste leer de nosotros, si vas a invertir dinero en algo, hazlo bien. ¡Hey! No dirijas mal esta recomendación, no nos referimos a que te endeudes con ese pase VIP para el concierto, sino a cuestiones de mantenimiento y reparaciones. Ya sea en tu hogar o tu vehículo, invertir a medias con mano de obra barata o material de dudosa calidad es una muy mala idea, si ya vas a pedir un crédito para ese resarcimiento en la cocina, hazlo bien, para que tardes mucho tiempo en volver a meterle dinero.

Una vez que logras diferenciar el gusto de la necesidad, estás listo para solicitar ese crédito que te permitirá disfrutar de un buen concierto, comprar cosas cuando sepas que sí las vas a usar, o para darle una buena reparación a tu casa o auto.

¿Te sentiste identificado con algún punto? No te preocupes, te aseguramos que como tú, hubo muchas personas más que les cayó como anillo al dedo alguno de nuestros consejos.

One Comment

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *